Instalando PC-BSD 8.2 por primera vez.

Empecemos con un poco de história:

Berkeley Software Distribution o BSD (en español, “distribución de software berkeley”) es un sistema operativo derivado del sistema Unix nacido a partir de los aportes realizados a ese sistema por la Universidad de California en Berkeley.

En los primeros años del sistema Unix sus creadores, los Laboratorios Bell de la compañía AT&T, autorizaron a la Universidad de California en Berkeley y a otras universidades a utilizar el código fuente y adaptarlo a sus necesidades. Durante la década de los setenta y los ochenta Berkeley utilizó el sistema para sus investigaciones en materia de sistemas operativos. Cuando AT&T retiró el permiso de uso a la universidad por motivos comerciales, la universidad promovió la creación de una versión inspirada en el sistema Unix utilizando los aportes que ellos habían realizado, permitiendo luego su distribución con fines académicos y al cabo de algún tiempo reduciendo al mínimo las restricciones referente a su copia, distribución o modificación.

Algunos sistemas operativos descendientes del sistema desarrollado por Berkeley son SunOS, FreeBSD, NetBSD, PC-BSD, OpenBSD y Mac OS X. BSD también ha hecho grandes contribuciones en el campo de los sistemas operativos en general, como por ejemplo:

  • el manejo de memoria virtual paginado por demanda
  • el control de trabajos
  • el Fast FileSystem
  • el protocolo TCP/IP (casi todas las implementaciones de TCP derivan de la de 4.4BSD-Lite)
Fuente: Wikipedia

Tenía curiosidad por probar un sistema de tipo BSD, ya que no están muy alejados de las distros típicas GNU/Linux, debido a que las diferencias entre el software utilizado son mínimas.

De cara al usuario final, PC-BSD es la más sencilla de utilizar, cosa que ya demuestra en un proceso de instalación muy depurado que voy a pasar a explicar de la forma más sencilla posible. La última versión estable, Pc-BSD 8.2 está accesible aquí y, en este enlace, explico como copiar la imagen de USB tipo .img en un Pendrive de 8GB. Estas imágenes son muy sensibles, debido a que todo va supercomprimido, así que no dudéis en descargarlas con el comando ‘wget’ por si las moscas, tampoco estará de más que comprobéis que se ha descargado correctamente con el MD5 correspondiente.

Como requisitos de hardware, más os vale tener un equipo bastante decente, ya que mi Pentium IV a 1,5GHz con 1Gb de DDR-400 va muy justo, y el micro se pone al 100% a la mínima. Personalmente, os recomendaría o una buena máquina virtual o uno de los últimos PIV, 1Gb de DDR2 y más de 20Gb de HDD, porque el /usr va a estar bastante justito. ^^ De todas formas, esto es muy subjetivo, porque el equipo donde lo he probado es reciclado y puede que los componentes no estén funcionando muy correctamente.

Tened en cuenta que este BSD incorpora KDE 4.5 como entorno gráfico, así que no es de extrañar que sus requerimientos sean moderadamente exigentes.

1. Booteamos desde el pendrive que hemos creado. Aparecerá un menú que nos dará a elegir lo que queremos hacer. Si el equipo/máquina virtual está en blanco, la opción 1 es perfecta.

2. El proceso de instalación nos guiará con un sencillo GUI por los siguientes pasos, perfectamente intuitivos y sin mayores complicaciones.

  1. Idioma de la instalación.
  2. Mapa del teclado.
  3. Sistema: donde nos dará a elegir entre una instalación limpia, actualización de PC-BSD o recuperación desde una copia de seguridad. En caso de que instalación limpia podemos elegir entre PC-BSD o FreeBSD (más orientado a servidores).

  1. Disco: aquí prepararemos las particiones (no aconsejable para novatos en BSD como nosotros…) o elegiremos el uso de todo el disco. Si el sistema es único tampoco hay porqué instalar el gestor de arranque que nos propone. “Sí a todo” y como la seda…
  2. Usuarios: tendremos que configurar y añadir, como mínimo, contraseña de administrador y usuario por defecto. Nada extraño para usuarios de GNU/Linux y UNIX en general.
  3. Hora
  4. Componentes. Elegiremos los programas que queremos tener instalados a mayores. Para novatos (y usuarios con discos de 20GB como yo), llega con Firefox, OpenOffice, Thunderbird y VLC.

Otras opciones son:

  • Ports: los ports son conjuntos de parches preparados para la compilación de los programas incluídos. Esto nos facilita que, si queremos disponer de una de estas aplicaciones en nuestro sistema, lanzaremos un ‘make’ y PC-BSD se encargará del resto.
  • SRC: el código fuente de los programas disponibles.
  • Thewarden: utilidad de tipo “sandbox” que nos permitirá ejecutar aplicaciones del sistema sin que puedan alterarlo.

En Sumario nos hará un resumen de todo lo que va a hacer el proceso de instalación.

Tras éste, llega la instalación. El equipo que os he descrito al principio ha tardado unos 50 minutos en llevarla a cabo. Entre esto y la “configuración” de la instalación, me ha llevado poco más de una hora.

Un splash por defecto incluso más chulo que el de algunas distros GNU/Linux

En el primer inicio del sistema nos llevaremos una grata sorpresa que no había visto en ningún S.O hasta la fecha… y es que el mismo me pregunta qué driver gráfico y que resolución quiero usar… esto suma puntos, y mucho.

No he tenido tiempo para usar más este juguete, pero ganas no me faltan. Una pena que este equipo esté un tanto limitado, porque el BSD le quedaba muy bonito… aunque el ratón aún le queda mejor. Seguiremos fuchicando con este S.O más adelante, a ver si le cojemos el gusto.

Ahora mismo el equipo tiene un instalado un Elementary OS, que responde mejor a los recursos disponibles. Eso sí, guardo con buen recuerdo el escritorio KDE, que me hace derramar alguna lagrimilla recordando mi “viejo” OpenSUSE.

Anuncios

Acerca de Gaius Baltar
Aficionado a la tecnología informática desde que un MSX pasó por casa y apasionado defensor del Software Libre como religión para unir a los pueblos. Es Gaius Baltar al fin y al cabo, y tiene derecho a equivocarse. Cuando se aburre, redacta y gestiona los contenidos en diversos blogs subculturales.

One Response to Instalando PC-BSD 8.2 por primera vez.

  1. Donnie Rock says:

    Interensante. Yo nunca he trasteado con sistemas BSD (mi experiencia fuera de Windows y Linux se reduce a Open Solaris y a Locomotive BASIC 1.0, aunque hace años que no me las veo con un Amstrad), pero me está picando el gusanill. Si me hubiera traído el disco duro externo me pondría ahora mismo a instalar una VM, pero me lo dejé en Santiago (lo cual me jode también el plan de pasarme el finde testeando el Ubuntu 11.10, porque estoy muy parco de espacio en mi disco duro local).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: