Hi Dave! (y bienvenido Tango Studio)

Un nuevo inquilino llega al chalé. Todo hay que decir que sus piezas ya llevan unos meses deambulando por casa, pero ya era hora de atarse los machos, coger la pasta térmica y el destornillador y acabar de montarlo.

dave-hardware

El juguete en cuestión se llama “Dave”, en honor al donante (por si no nos conocéis, pasaros a leer por Zinemaníacos) de las piezas más importantes: una placa Asus del año de la polka pero plenamente operativa, un Celeron a 2,4Ghz y una Behringher FCA202 que ya os he dicho como hacer trabajar  bajo JACK Audio Connection Kit en esta entrada.

Leer más de esta entrada

Producción Musical con Software Libre: Introducción

Empezaremos caldeando el ambiente, con los conceptos previos y algunas distros preparadas para que las labores multimedia no nos destrocen la vida.

1. ¿Latencia?

Si ya habeis jugado algo con audio sabreis lo que es… La definición más sencilla es que esta latencia es el retardo que existe entre que el sonido se procesa y se transmite, esto es: entre que oímos/tocamos y el equipo captura el sonido (por ejemplo y no unicamente, pero sí la que más nos hace la vida imposible).

Si no lo teneis muy claro, lo mejor es que leáis algo más.

Para minimizar esta latencia a límites tolerables en GNU/Linux, independientemente de usar hardware que admita o no ASIO, necesitaremos de un kernel específico de baja latencia. No os asusteis, no es tan complicado:

También necesitaremos el gestor de conexiones JACK. Cuando instalemos éste (presente en todos los diferentes repositorios), el kernel de baja latencia “querrá instalarse” (simplificando conceptos…). Sólo tendremos que decirle que sí.

De todas formas, nos ahorraremos complicaciones utilizando una distro orientada a multimedia en formato LiveCD, de las que os hablaré al final.

Leer más de esta entrada