Blood Frontier

Blood Frontier resucita la vena shooter que nos gastábamos de jóvenes viciando al Quake 2. En vez de machacarnos a base de rocket-jump, aquí tenemos un doble salto que, a pesar de sonar chorras como él sólo, convierte estas partidas en auténticos vicios imparables. ¿Modos de juego? Todos los que queráis, ahí aprendieron de los mejores Unreal Tournament.

El shooter más desconocido en GNU/Linux (está disponible para las demás plataformas) que conoce este menda, un refrito de juegos clásicos que lo hacen increiblemente adictivo: ¡juegazo!