Y así gané la eterna guerra a los drivers privativos de AMD

Desde el principio de los tiempos me he dado literalmente de hostias con los drivers privativos de ATI de una distro Linux a otra. Cuando los ‘Radeon’ no van mejor, los propios de ATI se dedican a colgar las sesiones gráficas y joderme las ventanas con tonos grises en OpenSuse o hacerme desaparecer los paneles en Ubuntu, y así una versión tras otra. Cuando parece que el problema está solucionado, sacan una actualización cachonda que vuelve a destrozarte el sistema.

stallmanati

Cuanta razón, Richard, ¡cuanta razón!

La forma más fácil era tener un portátil con NVIDIA, pero claro, no estaba dentro de las ofertas más convincentes. Mientras disfruto de una excelente 9800GT en el sobremesa, en el equipo portátil he tenido que darle un golpe de efecto a esos impresentables de AMD que, por suerte, han fichado a un par de desarrolladores del driver libre ‘Radeon’, por lo que espero que algún día cercano no tengamos que volver a solucionar estas cosas con chapuzas como las que voy a citar.

Leer más de esta entrada