“Instalando Linux en un 386 portátil”

¡La forma barata y fácil en cerca de una hora! Una cuestión que nos sucede de vez en cuando es “de alguna forma acabé con un PC/portátil arcaico, ¿puede funcionar con Linux?” Bien, por supuesto que puede, pero depende, ¿de qué? Bien: modelo de CPU, velocidad, disco duro, RAM y, lo más importante: de lo que estés esperando que haga.

Ok, ¿porqué un Intel 386? Bien, lo primero porque poseo uno, pero más importante es que es el procesador Intel más bajo en el que puedes ejecutar Linux. Aunque no esté capacitado para hacer mucho, te dará un sistema básico para juguetear y conocer lo suficientemente el interior de Linux sin tener un millón de cosas instaladas y la preocupación de romperlas.

Desafortunadamente, un 386 requiere algunos “movimientos especiales” porque este chipset fué excluído de la mayoría de las distribuciones ya hace tiempo. Todas las distros modernas que he visto requieren, como mínimo, un 486. Este tutorial se centrará estrictamente en instalar un simple Linux para barebones en un 386. ¿Tienes un 486? ¿Un Pentium? ¿más rápido? no lo dudes, hablaré de eso esta semana, en la segunda parte del tutorial.

¿Linux en un 386 tarda una hora? Pensarás que es una locura, probablemente a Linux le lleve más arrancar en un 386 (¡y en algunos casos esto es correcto!). ¿Quieres saber el truco? Simple: ¡hacer trampa!

Lo primero que necesitamos es un objetivo, aquí tenéis el mío. Es un DEC PC325SL, que usa un intel386SL (que es una CPU SX en un paquete muy integrado donde todo el hardware de apoyo está dentro del chip) corriendo a 25 Mhz con 4MB de ram y 120 MB de disco duro. También tiene 256 K de memoría de video y un monitor VGA de 640x480px. Si puedes permitírtelo, es recomendable un CPU 386DX o 386S(X/L) con un coprocesador matemático 387, sin importar realmente si es Intel, AMD, etc. También necesita un disco IDE de hasta 2Gb: perdón a las unidades MFM.

Lo siguiente que necesitamos es una distribución que trabaje, actualmente, con un CPU 386. Todos tienen una distro llamada i386, pero el soporte para 386 fué abandonado hace tiempo. Busqué entre algunas de mis favoritas (Debian, Slackware, FreeBSD y NetBSDlas que sé que no son Linux pero ¡hey!). Aquí está lo que encontré:

  • Debian cesó el soporte en la versión 3, por lo que cualquier versión anterior es válida.
  • Slackware lo hizo aproximadamente al mismo tiempo, en su versión 9.
  • FreeBSD dice que requiere un 386DX, pero entonces dice que la mayoría de portátiles 386 funcionan con emulación matemática, diciendo en un “readme” más actual que necesitas un 486 (¿confuso?).
  • NetBSD dice que debería funcionar en todos los 386 pero nunca he conseguido tal.

Bien, por supuesto no soy un super gurú de Linux, y realmente sólo puedo dar palos de ciego si no acudo a un foro o un libro, por lo que me lanzé a por Debian. Originalmente, la versión 2.2 es la más nueva que la máquina podría correr, y de hecho lo hizo. El problema es que le llevaba arrancar cerca de una hora  con un kernel genérico del año 2000 y, cuando finalmente lo hacía, se resistía a pasar del paquete de instaladores.

Podrías gastar un montón de tiempo en optimizarlo para hacerlo funcionar bien, pero me enfrento a una brutal verdad aquí, y es que lo mejor que podría ejecutar aquí está desfasado desde hace una década y va a requerirme un montón de trabajo. De aquí me decidí a dar un salto en el tiempo para encontrar algo un poco más apropiado.

Al final usé un Debian 1.3.1 de mediados de los 90, y aquí está el punto. Usa lo que quieras, pero vas a tener o algo muy viejo o que te requiera un montón de trabajo, siendo lo mejor que lo hagas desde 0.

Herramientas para la instalación trucada:

Un PC x86 que actuará de Host, con un puerto IDE/ATA y una BIOS standar capaz de arrancar en DOS. Yo usé mi AMD de doble núcleo A2X2 con un chipset Nvidia por lo que estoy casi seguro de que decir que la mayor parte de los PCs lo harán. También necesita una conexión a internet y un Linux instalado o iniciado de alguna forma (yo uso Linux Mint).

CD o USB que puedas iniciar como disco de emergencia de Windows 98 (EBD de aquí en adelante), o, si MS DOS no sabe cómo acceder al USB o al CD SATA, yo uso una unidad IDE con una partición FAT16 de 100 Mb en ella.

Un adaptador de IDE a IDE 3,5, estos son baratos y prácticos, por lo que te sugiero que te compres uno y te asegures de enchufarlo correctamente, porque podrías matar tu unidad.

Con esto debería de bastar, ¡empecemos!

Paso Uno:

Apaga tu PC Host, enchufa el disco IDE y configúralo como esclavo. Para protegerme de romper mi disco principal, lo desenchufé del puerto SATA. Revisa la BIOS para asegurarte de que lo detecta y arranca primero desde tu lectora de CD, inserta el EBD, salva los cambios y deja que el equipo se reinicie desde el EBD

Verás un menú de inicio de Windows del que escogeremos “arrancar sin soporte para CD rom”. Una vez en el prompt de MS DOS usaremos FDISK para configurar una partición de 100 o más megas, asegúrate de decirle que no a FDISK cuando te pregunte si quieres soporte de discos grandes para asegurar la partición FAT16.

Sal de FDISK, reinicia el equipo con el EBD y usa FORMAT C: (asegúrate de que es la unidad correcta si tienes otras montadas en el sistema), entonces ejecuta el EBD. En mi caso yo enchufo entonces la unidad SATA y configuro la BIOS para arrancar de ese disco y así entrar en Linux Mint, pero siempre puedes dejar tu unidad principal desconectada y usar un Live CD Linux.

Sé que Linux puede hacer una partición FAT16. En un principio tuve problemas con la lectura del EBD, por lo que empecé a hacer la partición con este sistema.

Paso dos:

Entra en Linux en tu PC Host. De nuevo, yo estoy usando Linux Mint, pero no importa. Sólo tiene que ser capaz de ir a la línea de comandos y montar una partición FAT16. Accede con tu explorador al FTP de Debian y vete a la siguiente carpeta: Debian-1.3.1/main/disks-i386/1997-10-13/

Descarga los siguientes archivos:

y copialos a tu partición FAT16.

Paso opcional:

Mi 386 vino con un disco de 120 megas. Esto debería ser suficiente para un sistema Linux básico, pero también quería una pequeña partición MS DOS por lo que lo actualicé con un disco de 540 megas. Por supuesto los 386 y otras máquinas de antes de 1994 tienen una limitación de 1024 cilindros en la BIOS, dejando la capacidad del disco en 500 megas. Este ordenador limita aún más mis posibilidades con 2 unidades DEC, de 120 o 240 megas (probablemente vendidas como extras). Para usar esta unidad de forma que DOS y Linux pueden convivir felizmente, tengo que usar superposición de unidades (aghhh). He evitado el uso de diskettes, pero los tengo, y la unidad de la máquina funciona bien.

Encontré una copia de Western Digital EZ Drive 9.03 y he usado también un disco de inicio de MS-DOS 6.22. EZ drive es simple pero, incluso si no quieres partición DOS, TIENES que tener uno o más EZ drive gritándote: “no hay partición de arranque” y apagándose. Por esto, asegúrate de que tienes al menos una partición MS-DOS para arrancar la unidad, aunque sea de 1 mega de espacio.

Paso 3:

Extrae el disco duro del 386 y conéctalo a tu PC Host, debería de ser MAESTRO en el canal 0 y la unidad con la partición FAT16 donde pusimos los archivos de instalación debería de ser ESCLAVA en este mismo canal. Entra a la BIOS de tu equipo para encontrar la unidad del 386 y asegúrate de apagar el LBA. Si estás usando superposición de unidades configura la BIOS para que arranque, en primera instancia, de la unidad del 386.

Reinicia el PC Host (por ahora he vuelto a desconectar mi unidad principal) y, si estás usando superposición de unidades, deja arrancar al disco duro primero, entonces dile a la superposición que arranque de la unidad A, inserta el EBD en tu lectora de CD y, momentáneamente, cargará. Si no estás usando superposición arranca directamente desde el EBD. Cuando llegues al menú del EBS usa las teclas para detener el temporizador, presiona SHIFT y F5 que te harán ir directamente a la línea de comandos.

Encuentra la unidad con los archivos de instalación de Linux y ejecuta:

loadlin linux root=/dev/ram initrd=root.bin

El instalador de Debian debería de arrancar y seguiremos los menús hasta llegar al particionador de discos. Crea 2 particiones, una de tipo 82 (linux swap – partición de intercambio) que tenga entre 16 y 32 megas, y la otra debería configurarse con el resto del espacio. Yo uso lo que queda de disco de tipo Linux por defecto.  Escribe los cambios al disco y continúa la instalación. Asegúrate de usar el disco correcto, que debería de ser /dev/hda

El instalador debería de continuar y, eventualmente, te preguntará si quieres instalar lilo en el MBR, después reinicia. Saca los discos que queden en el PC Host y Debian debería de arrancar. Ahora tienes que responder a otra ronda de preguntas de configuración. Llegarás al gestor de paquetes dselect (el cual odio). Una vez te enteres de como salir de dselect seguirás siendo root. Escribe ‘halt’ para apagar el equipo y éste debería de empezar a apagarse, si estás logeado con una cuenta de usario necesitarás usar el comando ‘su’, escribir la contraseña de superusuario y entonces apagar la máquina.

Paso 4:

Una vez se ha apagado todo, saca la unidad del 386 de tu PC Host y colócala en el 386, con un poco de suerte debería de arrancar bien. De aquí en adelante no hay instalado nada más que lo más básico, aún hay un montón por hacer y jugar en el sistema. Leer esto y dejarlo todo preparado debería de llevar cerca de una hora.

Para añadir paquetes de software al equipo, estoy descargando ahora mismo archivos deb de el FTP debian en mi MAC, copiándolos después a través de diskettes. Otra opción sería usar un minicom y un cable de modem, si tienes mucha suerte y puedes hacer funcionar la red. He descargado la carpeta binary-i386 para Debian 1.3.1 entera y pesa cerca de 400 megas. Siempre que no sobrecargue la máquina, algunas cosas como un editor de texto por menús (fte) y el soporte de ratón están bien.

Divertíos y aseguraros de seguir la parte 2 de esta entrada, que involucrará un portátil Pentium 90 con 8MB (Gaius: “¡fué mi primer PC!”), lo encontraréis sorprendente.

Entrada original por Kevin Dady en Hackaday.com

Traducción de Gaius Baltar

Anuncios

Acerca de Gaius Baltar
Aficionado a la tecnología informática desde que un MSX pasó por casa y apasionado defensor del Software Libre como religión para unir a los pueblos. Es Gaius Baltar al fin y al cabo, y tiene derecho a equivocarse. Cuando se aburre, redacta y gestiona los contenidos en diversos blogs subculturales.

5 Responses to “Instalando Linux en un 386 portátil”

  1. Donnie Rock says:

    casi me dan ganas de destripar el AMD K-6 2 500mhz que tengo en casa de mis padres para meterle un par de puertos usb y probar a resucitarlo con linux.

    • Gaius Baltar says:

      Yo tengo un par de portátiles Toshiba a 400 Mhz, el que más RAM tiene tiene 196 MB, que “se portan” con Xubuntu, igual te va guay y no tienes que andar a complicarte la vida como este hombre 😉

  2. Estoy muy orgulloso de tener un amigo como tú.
    ¡Fantástica redacción!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: